¿Cuánto durará la crisis en España?

"audio por Luis Sagarra"
http://www.centrodevida.org/predicaciones/respsolyfid.mp3

 

 

Constantemente recibo esta pregunta: ¿Cuánto durará la crisis en España? Imagínate que una empresa ingresa un millón de euros pero tiene una deuda con bancos por importe de cuatro millones de euros, y por esa deuda paga un interés del 7%. Supongo que pensarás que esa empresa tiene un problemón porque seguramente ni siquiera los beneficios le alcancen para pagar los intereses de la deuda, con lo que tendrá que endeudarse cada vez más para pagar los intereses, incrementándose cada vez más su problema.

Eso es lo que nos pasa a los españoles, generamos al año aproximadamente un billón de euros (el PIB), pero entre todos tenemos cuatro billones de deuda y tenemos que pagar por esa deuda unos intereses muy elevados. Si el Estado español tiene que pagar un 6% en intereses por lo que debe, los demás actores tendrán naturalmente que pagar todavía más.

Como consecuencia, nuestra deuda se va agravando cada vez más porque los españoles necesitamos pedir aun más dinero prestado para poder pagar los intereses de la deuda (España continua aumentando su posición deudora con respecto al resto del mundo: en el tercer trimestre del año pasado alcanzamos la cifra record de 994.000 millones de euros de deuda con el exterior). Por eso, aunque las familias y las empresas han dejado de consumir e invertir, el endeudamiento global de los españoles ha subido hasta cuatro billones de euros en 2012 (cuatro veces (el PIB), lo que entre todos producimos en un año).

A partir de un punto determinado de deuda, un país no puede crecer porque los intereses le ahogan; los españoles hemos superado ese punto.

Cuando le pasa esto a una empresa, su única solución es apretarse muchísimo el cinturón, reducir costes y aumentar la productividad con objeto de obtener beneficios suficientes que les permita pagar los intereses, ¡y reducir la deuda! Si no lo consigue, las alternativas serán o la quiebra o una quita.

En un País es igual, si España quiere salir de este círculo vicioso sólo tiene tres alternativas: o 1) una devaluación (saliendo del Euro), o 2) una quita o 3) apretarse el cinturón de manera drástica, aumentar la productividad a través de todo tipo de medidas de liberalización económica (quitar privilegios a colegios profesionales, desregular sectores como la energía y desregular colectivos como los taxis o las farmacias, por poner algunos ejemplos) y vender todos los actores activos (los que tengan) que les permitan a reducir su deuda y, por tanto, reducir los intereses.

El ministro de Finanzas alemán elogia a España porque ha iniciado la senda de la liberalización de los sectores para aumentar la competitividad. Y esto es muy bueno.

Sin embargo, un desapalancamiento de este calibre lleva mucho tiempo, por lo que tenemos crisis para largo. Cuanto antes liberalicemos la economía para poder salir de la trampa de deuda, menor dolor sufriremos el conjunto de los españoles y menos durará el drama en el que nos hemos metido.

Enrique Quemada

   
23 Abril 2012
   
 

Todos los derechos reservados