16º Aniversario Centro de Vida Cristiana Granadacss

"Creciendo y yendo a más en Cristo"

Ver vídeo del evento:

video

facebook imprimir Imprimir  


Los días 19, 20 y 21 de abril tuvo lugar el décimo sexto aniversario de Centro de Vida Cristiana Granada, con el lema “Creciendo y yendo a más en Cristo” , basado en el texto bíblico de Isaías 54:1-3: “Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová. Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas”.

 

 

AntonioA

Paco

Lore

Koke

Francis

Cristian

Ivan

pacoylore


El ponente invitado fue el pastor de CVC Alicante, Antonio Abellán. Durante todo este tiempo contamos con la presencia de nuestros hermanos y amigos invitados de CVC Málaga, CVC Costa del Sol, CVC Alicante, CVC Almería, puntos de misión como Costa Tropical, y conexiones desde Madrid, Almería, Argentina, Alemania, Francia, Murcia, Barcelona…

En la apertura del aniversario, con una asistencia de 89 adultos y 27 niños y después de un tiempo de gozo y adoración, Antonio Abellán, centró su primera charla en la imortancia de crecer e ir a más, ya que esto va con la naturaleza de Dios y siempre hay una necesidad de crecer. Sobre el texto bíblico de Isaías que mencionábamos anteriormente, el título de la predicación fue “Ensánchate” Un deseo que siempre está en el corazón de Dios es el de bendecirnos y quitar de nuestras vidas todo lo que causa esterilidad. Con esta base Dios muestra su amor y quiere lo mejor para nosotros. Dios quiere que nos ensanchemos, hacer algo más grande, estirarnos y rechazar lo que el ponente se refirió como “el principio del bonsái”, es decir, quedarse pequeño, limitarnos y no alcanzar la plenitud que Dios anhela para cada uno de nosotros. En el corazón de Dios está que nos ensanchemos y no nos conformemos con lo que tenemos. Si queremos ensancharnos e ir a más tenemos que ensanchar nuestra visión, ya que la falta de visión nos limita. Para romper nuestras limitaciones hay que “alargar las cuerdas”, es decir, ampliar nuestro crecimiento, como buscar la necesidad que nos lleva a no conformarnos, a estar insatisfechos, querer ir a más. También se refirió a “Reforzar las estacas” Hay que asegurar nuestros fundamentos antes de ir a más. ¿Qué sostiene nuestra vida? ¿qué base tenemos? Estacas como una iglesia de carácter, creer en el poder de Dios, nuestra relación con Dios y con los demás. Estas estacas se van ha probar cuando vengan vientos y tempestades, como el cansancio y la frustración, ahí es cuando se verá si estos fundamentos están bien anclados y permanecen. Cómo conclusión animó a los asistentes a que no seamos escasos, porque las promesas de Dios son ilimitadas, Dios es un Dios amplio, por lo tanto no creamos a medias, no nos comprometamos a medias, no crezcamos a medias, tenemos que estar preparados para recibir todo lo que nuestro Señor nos quiere dar.

 

 

AntonioYElv

David

23

Elías

40

48

44

3


El sábado en la mañana tuvo lugar la reunión para servidores dada en dos sesiones dinámicas y participativas, en la primera sesión asistieron 94 personas y 23 niños y en la segunda sesión 108 adultos y 24 niños. Fueron impartidas por Antonio Abellán y su esposa Elvira Arias. La primera sesión se tituló: “Creciendo a través de conversaciones cruciales” Si el objetivo es ir a más, hay que estar en todo momento en un camino ascendente, de lo contrario, si nos atascamos, esto nos lleva a un pozo sin fondo. Para Dios es más importante que nuestras relaciones personales estén sanas y reconciliadas antes de que vayamos ante su presencia a presentar ofrenda Mateo 5:23-24. Cada uno de nosotros somos distintos. La manera de resolver las cosas es a través de conversaciones cruciales. Siempre vamos a transmitir algo a otros, bueno o malo, pero siempre transmitimos algo a los demás. No te centres en lo que no te gusta, céntrate en lo bueno que tienen los demás. Confrontar, es poner a alguien en frente para descubrir la verdad sobre algo. Las confrontaciones son necesarias para ascender y crecer. Son difíciles pero necesarias y buenas.

Para que haya conversación crucial (confrontación) tienen que darse los siguiente elementos: Opiniones opuestas, emociones involucradas y consecuencias serías. Siempre va a haber conflictos; si chocamos siempre en lo mismo con alguien. Hay que sentarse y resolver lo que esté pasando e ir con un corazón dispuesto a cambiar y aprender.

Cuando surge una situación que requiere confrontación, tenemos dos opciones: Hablarlo y confrontarlo o evadirlo y reflejarlo a través de nuestros gestos, decisiones, acciones, etc. La salud espiritual de una iglesia depende de las confrontaciones que están pendiente de hacer. Hay tres cosas que se deben confrontar siempre: La falta de resultados, el pecado y los problemas con el liderazgo.

La Biblia está llena de conversaciones cruciales, y hay que tener en cuenta dos cosas:

  1. Mostrar a la persona que te importa a través de un interés genuino, preocupaciones, anhelos, etc.
  2. Mostrar respeto dejándole libertad para decidir y dar espacio para hacerlo.

En la segunda sesión hablaron acerca de ser “Siervos útiles”, para serlo hay dos cosas fundamentales: Nuestra relación personal con Dios y nuestro compromiso de colaborar en su reino.

Hay muchas maneras de relacionarnos con el Señor a través de la oración y ayuno, queriendo realmente hacer lo que a Dios le agrada, estar cerca de Él, tener claridad de lo que Él quiere para nuestras vidas, estar dispuesto a escucharle y obedecerle y sobre todo conocer sus preferencias.

El sábado por la tarde, con una asistencia de 116 adultos y 26 niños, Antonio Abellán nos compartió sobre “Un Dios sin límites”. Aún siendo nosotros limitados, Dios nos usa, ya que cuando tenemos fe, nos ponemos en marcha y cuando realmente queremos y creemos a Dios viene bendición para nuestras vidas y para los que nos rodean. Dios actúa y responde de manera sobrenatural. La necesidad nos lleva a hacer cosas diferentes 2ª Reyes 4:1-7. Si nuestro objetivo real es crecer e ir a más, hay que quitar las limitaciones de nuestra vida porque tenemos un Dios ilimitado y todopoderoso. Nosotros mismos somos los que más nos limitamos, a través de las mentiras que satanás siembra en nuestras vidas con la intención de matar, robar y destruir; cosas que arrastramos del pasado: pecados, errores, limitaciones que nos ponen las personas que nos rodean. Por eso, hay que rechazar esas mentiras y esas limitaciones y creerle a Dios, porque seguro que tenemos algo en nuestras mano que Él quiere usar, tan sólo hay que ponerlo en manos del Señor y obedecerle.

 

 

64

3

2

52

5

7

8

4

11

elias

css2

9

10

6

7

43

13

9

11

8

5


El domingo, con una asistencia de 143 adultos y 43 niños, contamos con un tiempo increíble de júbilo a través de la alabanza y búsqueda de Dios.

El pastor de Centro de Vida Cristiana Granada, Francisco Pascual, dio la bienvenida y gratitud a todos los asistentes, así como, a las autoridades presentes en el acto: a nuestro Pastor Luis Sagarra, siempre presente en nuestras oraciones, pastores y amigos de CVC y una especial mención a su esposa, su equipo y colaboradores.

Contamos con la presencia de Dña. Lydia Media Duarte, Coordinadora de Participación Ciudadana y Voluntariado de Granada de la Junta de Andalucía, quien expresó su gratitud y admiración por la labor desarrollada en Centro de Vida Cristiana e Integración para la Vida.

A continuación vimos un vídeo informativo de lo sucedido en este año. Ha sido un año de crecimiento y expansión, por lo que estamos muy agradecidos al Señor.

Para finalizar, Antonio Abellán predicó acerca de “¿Qué iglesia queremos?”, un modelo a seguir es la iglesia de Hechos 2:42-47 con las siguientes características: Una iglesia militante, que responde a la necesidad, que desarrolla la excelencia, con capacidad de sorprender e innovar, que sabe comunicarse y que experimenta a Dios en el presente.

Para todo esto, debemos tener en cuenta que la iglesia local es el reflejo de los que asisten a ella. Cada congregación refleja las fortalezas, debilidades, valores, ideas e intereses de los asisten a ella.

Posteriormente, se preparó un paella para todos los asistentes y disfrutamos de un tiempo de comunión en el local de CVC Granada, donde contamos sin duda con la presencia de nuestro Señor. ¡Gracias Señor por un año más, ahora disponemos nuestras vidas para seguir creciendo e ir a más en Ti!

 

 

Atnonio2

14

10

4

12

13

11

10

9

8

5

02

16

14

12

1

 
    24 Mayo 2017

Todos los derechos reservados