Desayuno de Mujeres
CVC Xola

css

 

 

facebook imprimir Imprimir  
 


Este sábado 26 de mayo 283 mujeres de la iglesia CVC CDMX Xola, disfrutamos de las bendiciones de nuestro maravilloso Dios, y las compartimos con algunas hermanas de las iglesias de: CVC Ajusco, Atlacomulco, Neza y de los alcances Ecatepec, Iztacalco y Tultitlán.

En un espíritu de comunión disfrutamos de un delicioso desayuno. Durante el tiempo de alabanza y adoración, pudimos palpar la presencia de nuestro amado Señor, tocando nuestros corazones con palabras de edificación y ánimo.

El título de esta ministración fue “Edifica conforme a la gracia de Dios” y el fundamento para hacerlo se encuentra en 1ª de Corintios 3:10 en donde el apóstol Pablo nos instruye puntualmente acerca de edificar sobre el único fundamento, que es Jesucristo. A través de Citlalli de Maza fuimos llevadas a la auto reflexión sobre la manera en la que estamos edificando nuestros hogares, nuestra familia y a las personas que están en contacto con nosotras. Edificar no es lo mismo que hacer muchas actividades, activismo no significa bendecir. Ser, hacer, estar no es hacer la voluntad de Dios.

Para edificar lo primero es poner el cimiento, éste es la parte más importante de la construcción, para que cuando vengan los vientos, las tempestades, los problemas, las situaciones difíciles, la construcción es decir el hogar, no se venga abajo. Con el ejemplo de la vida de Nehemías para edificar necesitamos:

  1. Ser sensibles a la necesidad de nuestra casa y de nuestro entorno lo que lograremos si conocemos a Dios, deseamos hacer su voluntad y percibimos el estado espiritual de nuestra familia.

  2. Ser humildes y buscar ayuda para poder hacerlo ¿Dónde estamos buscando la ayuda, en el consejo de Dios o en el consejo del mundo? La Biblia nos señala en Tito 2:3-5 que las mujeres maduras en el conocimiento de Dios instruyan a las jóvenes, sobre cómo edificar y bendecir su hogar y a sus familias para poder edificar, nos invitoó a recibir el llamado de Dios para convertirnos en maestras del bien.

  3. Luchar por nuestra familia y por la gente que tenemos cerca Debemos romper con viejos patrones de conducta que mantienen atadas a nuestras familias por generaciones. Para ello, debemos ser intencionales, es decir, actuando en el espíritu realizar acciones concretas que permitan el cambio. Fuimos animadas a edificar con verdad, benignidad, honestidad, tolerancia, amor, agradecimiento y respeto.

  4. Ser persistentes, hasta terminar la tarea Necesitamos edificar hasta que se termina la obra, es importante que seamos constantes y perseveremos hasta ver la meta alcanzada sabiendo que Dios estará por nosotros Neh 4:20

Finalmente, en el llamado final, puestas todas en pie, entregamos los estorbos y abrazamos el compromiso de ser mujeres sabias en el Señor. Veinte mujeres nuevas, que entregaron su vida a Cristo como primer paso para poder convertirse en estas mujeres sabias.

Agradecemos profundamente a Dios por las 20 mujeres que respondieron a este llamado. El Señor bendiga sus vidas y nos ayude a cuidar y servir a nuestras nuevas hermanas. Gracias Señor, porque Tu Palabra se cumple y se agregan las que han de ser salvas ¡Gloria a tu nombre!

 

citlalli

per

GBY

42

223

238

205

212

citalli

393

262

168

147

160

127

123

111

118

119

91

70

85

9

57

61

37

30

23

7

18

5

3

    31 Mayo 2018

Todos los derechos reservados